Versículos para matrimonios en crisis

versiculos para matrimonios en crisis

Seguramente imaginaste tu boda incontables veces; imaginaste el matrimonio especial, la vivienda, los jóvenes. Lo que seguramente no imaginaste fueron los tiempos difíciles que experimentamos como pareja y ya no te conformas con versículos de aliento en momentos difíciles, ahora quieres segmentar tu búsqueda un poco más. ¡Lo sabemos! Por eso, tenemos este artículo para ti.

Textos bíblicos para matrimonios en crisis

Nadie se imagina que, por desgracia, que muchos matrimonios entran en profundas crisis, y, si no actúas  rápido, todo lo construído por la pareja, se puede ir a pique...

Quizás las demandas del trabajo y los jóvenes tensaron tu relación, quizás uno de ustedes tomó una elección que devastó al otro, quizás los dos lo hicieron. Lo que sea y, sin importar cómo ocurrió, sientes que todo es una controversia.

Emocionalmente, estás a millas de distancia de tu cónyuge, y no sabes de cómo solucionarlo. No te impacientes, ya que la palabra de Dios puede contribuir a reenfocar a los dos en lo que es considerable. Por ese motivo, vamos a recomendar versículos para matrimonio en crisis.

La Palabra de Dios tiene dentro muchos versículos para alentarnos mientras oramos para que nuestros matrimonios sean restaurados y fortalecidos. Medita en estos versículos para animarte mientras oras:

El cariño jamás se rinde; y su fe, promesa y paciencia jamás fallan. (Corintios 13:7)

En vez de eso, sean amables y tiernos los unos con los otros, y perdónense unos a otros, como Dios los ha perdonado a través de Cristo. (Efesios 4:32)

problemas matrimoniales

Más que nada, ámense los unos a los otros sinceramente, porque el cariño cubre varios errores. (Pedro 4:8)

El matrimonio debe ser honrado por todos, y los esposos y las esposas tienen que ser leales el uno al otro. Dios juzgará a los que son inmorales y a los que cometen adulterio. (Hebreos 13:4)

Entonces por el momento no son dos, sino uno. Ningún ser humano debe dividir, entonces, lo que Dios ha unido. (Mateo 19:6) 

Pero además se aplica a ti: cada marido debe amar a su mujer como a sí mismo, y cada mujer debe respetar a su marido. (Efesios 5:33)

¡Nada es realmente difícil para Dios! (Lucas 1:37 ) 

Dos personas están mejor que una, porque tienen la posibilidad de ayudarse mutuamente a tener triunfo. (Eclesiastés 4:9)

En cambio, sean amables entre sí, de corazón tierno, perdonándose unos a otros, de la misma forma que Dios a través de Cristo los ha perdonado. (Efesios 4:32)

Pero para esos que están en matrimonio, tengo un mandato que no procede de mí, sino del Señor. Una mujer no debe dejar a su marido. (Corintios 7:10)

El cariño todo lo soporta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. (Corintios 13: 7)

Más que nada, sigan amándose sinceramente, debido a que el cariño cubre una multitud de errores. (Pedro 4: 8)

Esposas, someteos a nuestros maridos, como es correspondiente en el Señor. Maridos, amen a sus esposas y no sean duros con ellas (Colosenses 3: 18–19) 

A los en matrimonio les doy esta orden (no yo, sino el Señor): una mujer no debe separarse de su marido. (Corintios 7:10)

Pero al inicio de la construcción, Dios los logró hombres y mujeres. Por este motivo, un hombre va a dejar a su padre y a su madre y se va a unir a su mujer, y los dos se van a convertir en solo una carne. Entonces por el momento no son dos, sino solo una carne. Entonces, lo que Dios ha unido, que nadie se separe. (Marcos 10: 6–9)

De la misma manera, ustedes, maridos, habiten con [ellos] según el saber, dando honor a la mujer, como a la vasija más débil, y como herederos juntos de la felicidad de la vida; que tus oraciones no se vean obstaculizadas. (Pedro 3: 7 )

Quien encuentra una mujer encuentra algo excelente; recibió una bendición del Señor. (Proverbios 18:22)

El cariño siempre asegura, siempre confía, siempre espera, siempre persiste. (Corintios 13: 7)

De la misma manera, los esposos tienen que amar a sus esposas como a sus propios cuerpos. Quien quiere a su mujer, se quiere a sí mismo. Además, nadie ha detestado su cuerpo, pero él lo alimenta y lo protege, de esta forma como Cristo lo realiza con la iglesia. (Efesios 5: 28-29)

5/5 - (11 votos)

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Versículos para matrimonios en crisis puedes visitar nuestra página principal aquí y ver nuestros últimos artículos.

¡Sigue leyendo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Hechizadores.com usa cookies para mejorar la experiencia de todas los usuarios que nos visitan. Puedes leer cuando quieras nuestra política de cookies